Aspectos básicos de los Primeros Auxiliosimagenauxi

Se denominan Primeros Auxilios a aquellas actuaciones o medidas que se adoptan inicialmente con un accidentado o enfermo repentino, en el mismo lugar de los hechos, hasta que llega asistencia especializada. El personal de Arco Iris Infantil realizo hace un tiempo el curso de Primeros Auxilios, en el mes de Octubre tuvimos que poner en práctica estos conocimientos y gracias a ellos conseguimos que se quedase en un susto sin mayores consecuencias. Son muchos los padres que a raíz de nuestra actuación nos preguntaban que hacer como actuar, Arco Iris Infantil ha organizado un curso para los padres que será impartido el dÍa 28 de Noviembre a las 17:00 en nuestras instalaciones por una Diplomada en Enfermería y con Master en Emergencias Sanitarias, trabajando actualmente en el grupo de Cuidados Intensivos del Hospital La PAZ. Pero hasta entonces nos gustaría facilitaros la información que en su momento nos facilitaron a nosotras, esperamos que jamás la necesitéis pero nunca esta de más el conocimiento.

1.Objetivos de los Primeros auxilios.

  • Evitar la muerte.
  • Impedir el agravamiento de las lesiones.
  • Evitar más lesiones de las ya producidas.
  • Aliviar el dolor.
  • Evitar infecciones o lesiones secundarias.
  • Ayudar o facilitar la recuperación del lesionado.

2.Pauta general de actuación: conducta “PAS

PROTEGE al accidentado y a ti mismo. Hay que hacer seguro el lugar del accidente, teniendo en cuenta que es preferible alejar el peligro, que movilizar al accidentado. AVISA  a los servicios de socoro:   112 SOCORRE aplicando tus conocimientos de primeros auxilios. Tu actuación debe tener presente estas prioridades

  1. Salvar la vida
  2. Evitar que se agraven las lesiones.

Prioridad inmediata: Problemas respiratorios, paros cardíacos, hemorragias graves, inconsciencia, shock, tórax abierto o heridas abdominales, quemaduras del aparato respiratorio, o heridos con más de una fractura importante. Prioridad secundaria: Quemaduras graves, lesiones de columna vertebral, hemorragias moderadas, accidentados conscientes con lesión en cabeza. Prioridad terciaria: Fracturas leves, contusiones, abrasiones y quemaduras leves. Última prioridad: Defunciones.

3.El socorrista

La persona que presta los primeros auxilios debe:

  • Tener unos conocimientos básicos.
  • Hacerse una buena composición del lugar antes de actuar, es imprescindible para garantizar la seguridad.
  • Protegerse contra riesgos biológicos (usar guantes, protectores en la boca a boca, etc.)
  • Actuar con tranquilidad y rapidez.
  • Tranquilizar al herido , dándole ánimo y mitigando su preocupación.
  • Evitar mover al accidentado.
  • Limitarse a las actuaciones indispensables
  • Mantener al herido caliente y aflojar las ropas que opriman.
  • Evitar dar de comer o beber al accidentado.
  • Apartar a los curiosos.

4. El botiquín de Primeros Auxilios.

Seria bueno que en todos nuestros hogares hubiese lo siguiente:

  • Desinfectantes y antisépticos.
  • Gasas estériles
  • Algodón hidrófilo
  • Vendas
  • Esparadrapo
  • Apósitos adhesivos
  • Tijeras
  • Pinzas
  • Guantes desechables.

Debemos revisar periódicamente y reponer tan pronto como caduque o sea utilizado.

Evaluación del accidentado.

Se denomina al reconocimiento del accidentado, en el lugar de los hechos, enfocando a detectar lesiones o situaciones potencialmente peligrosas para su vida. Es necesario que la actuación sea sistemática y secuencia.

1ª Fase: Evaluación Primaria

Identificación de situaciones que puedan suponer una amenaza inmediata para la vida de la persona. Siempre por este orden: 1º Valorar la consciencia 2º Valorar la respiración: si falta intentar restablecerla, Reanimación Carciopulmonar (R.C.P.).

2ª Fase: Evaluación Secundaria.

Tras asegurar las funciones vitales, debemos tratar de detectar otras posibles lesiones. Para ello realizaremos una exploración detallada y sistemática desde la cabeza hasta las extremidades, buscando heridas, fracturas, hemorragias, quemaduras, movimientos torácicos anormales, etc. para poder aplicar los cuidados necesarios.

Parada cardiorrespiratoria: La reanimación cardiopulmonar.

La parada cardiorrespiratoria es la interrupción brusca, inesperada y potencialmente reversible, de la respiración y de la circulación. La reanimación cardiopulmonar(R.C.P.) es un conjunto de maniobras estandarizadas de desarrollo secuencial, cuyo fin es sustituir primero y reinstaurar después, la respiración y la circulación espontánea. El cese de la circulación durante más de tres minutos puede provocar daño cerebral irreversible. A partir de los cinco minutos puede producirse la muerte. ¿Cuándo debe aplicarse la R.C.P.?  Ante una parada cardíaca y/o respiratoria.

Actuación ante una parada Cardiorrespiratoira: Secuencia de la R.C.P.

  1.   Garantizar la seguridad del reanimador y de la víctima.
  2. Buscar respuesta: valorar la consciencia.
  3. Pedir ayuda . Avisar al 112, gritar pidiendo ayuda.
  4. Abrir la Vía Aérea. Mantener permeable la vía aérea.1boca

Después de pedir ayuda, el reanimador debe abrir la vía aérea y mantenerla permeable, ya que durante una parada cardiorrespiratoria, la victima pierde el tono muscular lo que unido al efecto de la gravedad, puede hacer que la lengua caída hacia atrás ocluyendo la vía aérea. En primer lugar, hay que colocar con precaución al herido tumbado boca arriba sobre superficie lisa y dura, con los brazos extendidos a lo largo del cuerpo, agflojarle las ropas que puedan oprimirle y desvestirle el tórax.   A continuación se debe aplicar una de las siguientes maniobras:

  • Retirar objetos visibles de la boca de la víctima
  • Colocar una mno en la frente de la víctima y con los dedos 2º y 3º de la otra mano en la punta del mentón, inclinar la cabeza hacia atrás y elevar la mandíbula, dejando libres el pulgar e índice de la primera mano para cerrar su nariz si requiere ventilación.2boca

 

 

 

 

  • Maniobra de hiperextensión del cuello. Colocar una mano en el frente de la víctima y la otra mno bajo el cuello elevando suavemente.

3boca

  • Tracción de mandíbula.4 boca Si hay sospecha de lesión cervical, las maniobras frente-mentón e hiperextensión del cuello están contraindicadas. En estos casos se recomienda la tracción de mandíbula. Consiste en introducir el pulgar en la boca del herido por detrás de la arcada dentaria inferior y con los dedos pulgar e índice haciendo gancho traccionar de la mandíbula hacia arriba, mientras con la otra mano se fija la cabaza evitando que se desplace en cualquier dirección.

5. Valorar ventilación, y si no se detecta aplicar la R.C.P.5boca Manteniendo la vía aérea abierta, mirar el pecho de la víctima y acercar la cara a su boca para ver los movimientos de tórax, oír los sonidos respiratorios, y sentir la salida de aire en la mejilla. Mirar, Escuchar y Sentir ( M.E.S) unos 10 segundos para determinar si respira normalmente. La respirarción adecuada implica presencia de circulación, por lo que, si existe, habría que:

  • Colocar al accidentado en posición lateral de seguridad excepto si se sospecha lesión cervical
  • Controlar que continúa respirando.

Si no respira, sólo inspira bocanadas ocasionales o hace débiles intentos de respirarse debe pasar a la Reanimación Cardiopulmonar propiamente dicha, que consiste en una combinación de Respiración Artificial Boca a Boca  y Masaje Cardiaco Externo. A continuación explicamos la secuencia de la R.C.P. y la forma de practicar, tanto la respiración artificial boca a boca como el masaje cardiaco.

Secuencia de la R.C.P. 

  • Se comenzará con 2 insuflaciones.
  • Se darán 30 compresiones seguidas de 2 insuflaciones y así sucesivamente: relación 30/2.
  • Valorar la respiración cada 10 segundos.
  • Mantener la R.C.P.  hasta:
  1. Llegada de ayuda.
  2. Recuperación de la víctima, en cuyo caso, si no se sospecha lesión cervical, se le colocará en posición lateral de seguridad y se le vigilará periódicamente.
  3. Se porduzca el “agotamiento” del reanimador”

 

Pauta para aplicar la Respiración Artificial Boca a Boca.

 

  1. Mantener la vía aérea y permeable según se indicó anterior mente.
  2. Si se dispone un protector, interponerlo entre la boca del socorrista y la boca del aaccidentado. Esto no es imprescindible.
  3. Pinzar la nariz de la víctima con el índice y pulgar de la mano que se tiene en su frente.
  4. Hacer una inspiración profunda para llenar los pulmones con oxígeno.
  5. Colocar los labios alrededor de la boca de la víctima, asegurando un buen sellado.
  6. Soplar uniformemente hasta que el tórax se eleve como en una respiración normal.
  7.  La insuflación de aire debe durar alrededor de un segundo.
  8. Separar la boca de la víctima y ladeando la cabeza, mirar como desciende el tórax cuando sale el aire.
  9. Se debe insuflar una cantidad excesiva de aire, hacerlo con demasiada rapidez o a un ritmo muy elevado.
  10. Se deben conseguir al menos dos insuflaciones efectivas cada cinco intentos.
  11. La frecuencia de ventilación será de 12 veces por minuto.
  12. Si se consigue restablecer la respiración espontánea, debemos colocar al accidentado en posición lateral de seguridad y controlar que sigue respirando.

Pauta para aplicar el Masaje Cardiaco externo.

1masaje

  1. Arrodillarse en cualquier de los dos costados del paciente. Éste debe estar en decúbito supino (tumbado boca arriba) sobre una superficie dura.
  2. Colocar el talón de una mano sobre el punto de prensión en la mitad inferior del esternón  (dos dedos por encima de la base del apéndice xifoides o punta del esternón, o bien en la unión del tercio medio con el tercio inferior del esternón), y el talón de la otra mano sobre la primera entrelazando los dedos de ambas manos.
  3. Mantener rectos los brazos y utilizar el peso del cuerpo para hacer la compresión.
  4. Presionar sobre el esternón hacia abajo, con la fuerza necesaria para desplazar el esternón unos 4 o 5 cm.
  5. Realizar ciclos de 1 segundo: medio segundo para la comprensión y el otro medio para la descompresión.
  6. No despegar las manos del tórax con cada compresión.
  7. La frecuencia recomendada actualmente es de 100 compresiones por minuto.

Diferencias de técnica de reanimación según edad.

La secuencia  de la R.C.P. descrita anteriormente es válida para todas las edades. Únicamente hay diferencias en la Técnica: Niños de 1 a 8 años

  • Localizar el punto de compresión: un dedo por debajo de la línea imaginaria que une los pezones, en la parte media del tórax.
  • Presionar colocando el talón de una mano
  • Profundidad de compresión: de 1/3 a medio del diámetro antero-posterior del tórax o entre 2.5- 4 cmt.
  • Las ventilaciones serán suaves.

Niños menos de 1 año

  • Ventilación boca-boca nariz.
  • Localizar el punto de compresión : un poco por debajo de la línea imaginaria que une los pezones, en la parte media del tórax
  • Presionar colocando dedos 3º y 4º ( corazón y anular).
  • Profundidad de compresión: 2-3 cmt.
  • Las ventilaciones serán muy suaves.

1bebe

Posición Lateral de Seguridad (P.L.S.)

1pls

Es una posición que mantiene la permeabilidad de la vía aérea y disminuye el riesgo de broncoaspiración en caso de vómitos. Hay que controlar la circulación del brazo queda debajo y asegurarse que la duración de la prensión sobre él se reduzca al mínimo. Si una persona ha de permanecer en esta posición más de 30 minutos, debe ser girada al lado opuesto.       Si se sospecha lesión cervical, la P.L.S. esta CONTRAINDICADA y no se debe realizar movilización salvo que existe peligro para el reanimador y/o la víctima, en cuyo caso se movilizará al accidentado boca arriba, manteniendo la alineación e integridad de la columna vertebral. Procedimiento para llevar a una persona hasta la P.L.S.

  1. Retirar a la víctima gafas y objetos de los bolsillos.
  2. Arrodillarse a su lado. Asegurarse de que ambas piernas están extendidas.
  3. Colocar el brazo más próximo en ángulo recto con el cuerpo, con el codo doblado y la palma de la mano hacia arriba.
  4. Traer el brazo más alejado a través del pecho y sujetar el dorso de la mano contra la mejilla más próxima.
  5. Con la otra mano agarrar la pierna más alejada por la rodilla y tirar hacia arriba hasta apoyar el pie sobre el suelo.
  6. Tirar de esa pierna para hacer rodar a la víctima sobre sí misma hacia nosotros
  7. Colocar la pierna de modo que dadera y rodilla queden en ángulo recto.
  8. Inclinar la cabeza hacia atrás para asegurar que la vía aérea permanece abierta.
  9. Ajustar la mano bajo la mejilla, si es necesario, para mantener la cabeza inclinada.
  10. Vigilar la respiración periódicamente.

 

Obstrucción de la vía aérea

Se denomina a la situación en la que existe un obstáculo al paso del aire por la vía respiratoria hasta los pulmones. Se da con cierta frecuencia en niños pequeños, debido a que se llevan objetos a la boca o a que suelen comer riendo o llorando. La obstrucción se produce por la aspiración brusca de la comida o el cuerpo extraño que esté en la boca. También puede darse en personas mayores por mal funcionamiento de la epiglotis.

 Síntomas.

  • Dificultad Respiratoria.
  • Tos.
  • Agitación.
  • El afectado se suele llevar las manos a la garganta.
  • Pérdida de conocimiento, que puede ocasionar coma e incluso la muerte.

Actuación: Desobstrucción de la vía área.

Hay que tratar de desobstruir la vía aérea, facilitando la salida al exterior del cuerpo extraño. Los mecanismos de actuación varían en función de si la obstrucción es completa o incompleta.

 A ) Obstrucción incompleta ( el cuerpo extraño no tapa toda la entrada de aire) Se pone en funcionamiento el mecanismo de defensa: la tos. La persona empezará a toser, respirará  espontáneamente y hará claros esfuerzos para expulsar el cuerpo extraño. Debemos:

  • Dejarlo toser
  • Animarla a que siga tosiendo
  • Vigilar estrechamente su evolución.

B) Obstrucción completa Si la tos y los esfuerzos respiratorios son ineficaces, la persona se va agotando, pasando a tener respiración dificultosa. Deja de toser y de hablar, se lleva las manos al cuello y no puede explicar lo que le pasa. Suele presentar gran excitación, pues es consciente de que no respira. Podría llegar a perder el conocimiento. En estos casos hay que llevar a cabo Maniobras de desobstrucción. Existen tres tipos: palmadas en espalda, golpes-compresiones torácicas y compresiones abdominales. La más adecuada depende de la edad del paciente.

B1) Desobstrucción en mayores de 1 año. Si la persona esta consciente, 5 palmadas en la espalda:

  1. Nos colocaremos a un lado y detrás del accidentado, sujetándole con una mano el pecho e inclinando hacia delante. A continuación le daremos 5 palmadas interescapulares (en la zona situada entre los omóplatos) fuertes con el talón de la otra mano.
  2. Revisar la boca por si vemos el cuerpo extraño en ella. De ser posible lo extraeremos con mucho cuidado evitando que se desplace hacia abajo: maniobra de gancho con el dedo índice de una mano, con movimiento de arrastre de atrás a delante.

Si las palmadas no son efectivas, se realizan 5 comprensiones addominales (maniobra de Heimlich) El objetivo de la Maniobra de Heimlich es empujar el cuerpo extraño hacia la tráquea, vías respiratorias superiores y boca, mediante la expulsión del aire que llena los pulmones. Esto se puede conseguir efectuando una presión en la boca del estómago (abdomen) hacia adentro y hacia arriba para desplazar el diafragma ( músculo que separa el tórax del abdomen), que a su vez comprimirá los pulmones, aumentando la presión del aire contenido en las vías respiratorias (tos artificial)

Técnica de la Maniobra de Heimlich

  1. Coger al accidentado por detrás y por debajo de los brazos, inclinándolo adelante.
  2. Colocar el puño cerrado, 4 dedos por encima de su ombligo ( o en la parte media entre su ombligo y el extremo inferior del esternón), en la línea media del abdomen. Colocar la otra mano sobre el puño.
  3. Efectuar 5 compresiones abdominales centradas, hacia adentro y hacia arriba. De este modo se produce la tos artificial.

1maniobra

La Maniobra de Heimlich no es apropiada en obesos, en embarazadas y niños menores de un año, por la ineficacia o por el riesgo de lesiones internas. En estos casos, esa “tos artificial” se puede conseguir ejerciendo presiones torácicas, similares a las pautadas para el masaje cardíaco, pero a un ritmo mucho más lento.

  • Si la Maniobra de Heimlich no es efectiva ( el accidentado no expulsa el cuerpo extraño), revisar la boca y alternar  sucesivamente 5 aplmadas en espalda con 5 comprensiones abdominales ( otorácicas según el caso).
  • Si el accidentado pierde el conocimiento, se le colocará en el suelo boca arriba y se le practicará la Reanimación Cardiopulmonar, alternándola con 5 palmadas en la espalda y revisando periódicamente la boca.

B2) Desobstrucción en menores de 1 año. Como ya hemos mencionado la Maniobra de Heimlich no debe aplicarse por el riesgo de lesiones internas que supone. El mecanismo de actuación más adecuado es tratar de conseguir la expulsión del cuerpo extraño aprovechando el efecto de la gravedad de acuerdo con la siguiente secuencia:

  1. La persona que realiza la maniobra debe sentarse y apoyar el antebrazo que sostendrá al niño apoyado sobre el muslo.
  2. Se colocará al bebé boca abajo, apoyado sobre un antebrazo. Se le sujetará firmemente por la mandíbula, y con los dedos pulgar e índice, se mantendrá la cabeza ligeramente extendida, procurando que quede en posición más baja que el tronco.
  3. A continuación, golpear 5 veces con el talón de la otra mano en la zona interescapular, con golpes rápidos y moderadamente fuertes.1mb
  4. Cambiar al bebé al otro antebrazo en posición boca arriba, sujetando la cabeza con la ano y en posición más baja que el tronco.
  5. Efectuar 5 compresiones torácicas con los dedos índice y medio, en la misma zona y de igual forma que en caso del masaje cardiaco, pero más fuertes y más lentas2mb
  6. Examinar la boca y retirar con cuidado cualquier cuerpo extraño que sea visible, con el dedo en forma de gancho.
  7. Comprobar que el niño respira espontáneamente:
  • Si respira, colocarlo en posición lateral de seguridad (P.L.S.) comprobando continuamente la respiración
  • Si no respira, realizar respiración boca a boca-nariz y si no se observa movilidad torácica alguna, repetir toda la secuencia de desobstrucción.